domingo, 26 de abril de 2015

Education for Death The Making of the Nazi (1943)



El cortometraje narra la historia de Hans, un niño nacido y criado en la Alemania Nazi, por lo que es educado para convertirse en un despiadado soldado.
El narrador explica que los nazis controlan a los niños alemanes desde el momento en que nacen. En el cortometraje se muestra como una pareja va a registrar el nacimiento de su hijo, Hans. Tras mostrar algunos papeles que demuestran su pureza como raza aria, el registro es finalizado con éxito y reciben el best seller alemán, Mi lucha de Adolf Hitler. Según el cortometraje, a los niños alemanes se les enseña el cuento de La bella durmiente de una manera distinta, en este caso, la malvada bruja es la democracia, la doncella que espera dormida es Alemania, y el príncipe es Hitler. Esto explicaría, según el narrador, el fanatismo de los nazis por su líder.

Un día Hans se enferma, y su madre reza por que se recupere pronto, pues sabe que los niños no aptos son tomados por el Estado y no se vuelve a saber de ellos. En eso un soldado llega y le anuncia a la madre que debe dejar de mimar a Hans, pues un soldado debe ser fuerte y no mostrar emoción, piedad o cualquier tipo de sentimientos. Hans se recupera y retoma su "educación"; él y sus compañeros (todos en uniformes de las Juventudes Hitlerianas) ven cómo su instructor les dibuja una pequeña historia de un conejo siendo comido por un zorro. El instructor le pregunta a Hans qué representa, y Hans conmovido comenta: "Pobre conejo ¿Debo dejarlo de lado?". El instructor rápidamente se enfurece y manda a Hans a la esquina. Hans escucha cómo sus compañeros interpretan "correctamente" la historia diciendo que "un soldado no debe mostrar debilidad" y "los fuertes deberían gobernar a los débiles". Esto hace que Hans se retracte de su comentario anterior y diga que los débiles deben ser destruidos.
Hans entonces se une a la quema de libros, quemando libros que se opongan a Hitler, remplazando a la Biblia por Mein Kampf y a un crucifijo por una espada con la esvástica y quemando una iglesia católica. Hans pasa lo siguientes años de su vida "marchando y saludando, saludando y marchando" hasta que llega a su adolescencia (usando un uniforme similar a los de los Sturmabteilung) y todavía marchando y saludando, llega a la adultez (ahora con un uniforme de la Wehrmacht y una bayoneta). El narrador dice que Hans "ahora, es un buen nazi. Ve solo lo que el partido quiere que vea, dice solo lo que el partido quiere que diga, y hace solo lo que el partido quiere que haga". El cortometraje termina con Hans marchando a la guerra con miles de sus compañeros, solo para desvanecerse en filas de tumbas idénticas, sin nada en ellas, excepto una esvástica y un casco.

https://www.youtube.com/watch?v=l14WDZCnz-w

Fragmento

La seta venenosa.

Un hilo sobre la educación durante el nazismo

Publicado en 1938 por la editorial de Julius Streicher, La seta venenosa fue uno de los libros de texto para las escuelas en los que se ponía de manifiesto la violencia antisemita. 


«El pequeño Franz ha ido a buscar setas al bosque con su madre. [...] Por el camino, la madre dice: 
»-Mira, Franz, lo mismo que sucede con las setas en el bosque pasa con las personas. Hay setas buenas y personas buenas. Existen setas venenosas y personas malas. Y de esas personas hay que prevenirse como de las setas venenosas. ¿Entiendes?
»—Sí, mamá, entiendo –dice Franz—. ¡Si nos fiamos de las personas malas, puede ocurrimos una desgracia, como podemos morir si comemos una seta venenosa
»—¿Y sabes quiénes son esas personas malas, esas setas venenosas de la humanidad? Franz se da importancia.
»—¡Claro, mamá! Son... los judíos. Nuestro maestro nos lo dice en la escuela. [...]
»—¡Bien! -aplaude la madre.
Después sigue hablando. Se ha puesto muy seria.
»-Los judíos son personas malas. Son como setas venenosas. Y al igual que resulta difícil distinguir las setas venenosas de las buenas, es muy difícil distinguir a los judíos ladrones y delincuentes. Del mismo modo que las setas venenosas se presentan con los colores más diversos, también los judíos consiguen hacerse irreconocibles adoptando los aspectos más extraños.
»-¿Qué aspectos extraños?
»La madre se da cuenta de que el niño no lo ha comprendido del todo y continúa hablando.
»—Oye bien. Está, por ejemplo, el judío ambulante que vende tejidos y mercancías. Alardea de que su mercancía es la mejor y la más barata. Y en realidad es la peor y la más cara. ¡De él no debes fiarte! [...] Sucede lo mismo con los judíos ganaderos, los de los mercados, con los carniceros, los médicos, con los judíos bautizados, etc. Aunque finjan, aunque se muestren amables y repitan que solo quieren nuestro bien, no podemos creerles. Son judíos, y solo judíos. ¡Son venenosos para nuestro pueblo! [...] Del mismo modo que una seta venenosa puede matar a una familia entera, un solo judío puede aniquilar a un pueblo entero, a una ciudad entera, incluso a un país entero. Franz ha entendido a su madre.
»—Mamá, ¿todos los no judíos saben que el judío es tan peligroso?
»-Por desgracia no. Hay muchos millones de no judíos que no han conocido todavía al judío. Y por eso tenemos que informarles y ponerles en guardia contra ellos. Pero también debemos poner en guardia a nuestra juventud. Nuestros chicos y chicas tienen que saber quiénes son los judíos. Deben saber que el judío es la seta venenosa más peligrosa que existe. Al igual que las setas crecen por doquier, el judío se encuentra en todos los países del mundo. Del mismo modo que las setas venenosas provocan a menudo desgracias, el judío es causante de miseria y de pena, de infección y de muerte».

¿Cómo enseñar a un niño a ser “un buen nazi”?


¿Cómo enseñar a un niño a ser “un buen nazi”? por Walt Disney






Un cortometraje de la casa Disney presentó, en 1943, en un poco más de 10 minutos, la educación básica que un menor criado en la Alemania Nazi debería obtener desde casa si quería convertirse en un soldado respetable.


Education for Death: The Making of the Nazi es una entrega animada que narra la historia de Hans y la recta educación a la que fue sometido para llegar a ser un buen representante de la raza aria. Con diálogos en alemán, existe un narrador quien explica en cada escena cómo el régimen nazi controlaba la vida de los niños desde el momento en que nacían. En el seno de una familia tradicional, Hans vive una infancia entre el fanatismo por Hitler y una falsa democracia deconstruida a partir de textos como Mi Lucha y cuentos de hadas en los que el vencedor es Hitler y “su Alemania”.

Discurso de Adolf Hitler a los jóvenes alemanes.


Discurso de Adolf Hitler a los jóvenes alemanes.


Extracto del coumental "El Triunfo de la Voluntad" de Leni Riefenstahl subtitulado al castellano.
Discurso de Adolf Hitler a las juventudes del Reich en el German Stadium, Septiembre de 1934. 16 años después del inicio del sufrimiento de Alemania, 19 meses después del comienzo del renacer alemán.

https://www.youtube.com/watch?v=3VRv8id8Wjs&bpctr=1430100418

Centro Educativo de las Juventudes Hitlerianas




Centro Educativo de las Juventudes Hitlerianas

El adoctrinamiento era claro; el objetivo era el de crear el Reich que debía durar mil años y sin jóvenes dispuestos a liderar el futuro esto no es posible.
Ejemplos de actividades de la escuela nazi
"Un avión, con una velocidad de 108 Km/h, deja caer una bomba desde una altura de 2.000 metros. ¿Después de cuánto tiempo y dónde alcanzará el proyectil el suelo?".
Ejemplo de actividad para Educación Primaria: "Para la edificación de un manicomio se necesitan 6 millones de marcos ¿Cuántas casas residenciales, a 1.500 marcos, cada una se hubieran podido construir en lugar del manicomio?".
Ejemplo de texto para Educación Infantil: "Existen setas buenas y setas malas. Existen buenas personas, y malas personas. Las malas personas son los judíos".


https://www.youtube.com/watch?v=7scXbzupQwA

MATEMÁTICAS NAZIS



MATEMÁTICAS NAZIS






En la Alemania nazi las asignaturas eran utilizadas como arma de guerra, en la clase de matemáticas por ejemplo se podían evidenciar problemas los cuales sembraban el odio a los pequeños desde que eran niños, y lo que más asombraba a los padres no era el contenido de dichos ejercicios, sino el nivel de dificultad discorde a la edad de los niños




https://www.youtube.com/watch?v=49pjtXcFDlk

México ante los Nazis


México ante los Nazis.


A comienzos de 1936 asociaciones comunistas y judías, junto con grupos estudiantiles y de la CTM, bajo el liderazgo de Vicente Lombardo Toledano, comenzaron públicamente a manifestar su repudio al Tercer Reich: Pintaron las paredes de la delegación alemana con “Muera Hitler”, se quemaron las consabidas banderas con swásticas y se exigió un boicot comercial contra Alemania. El gobierno de México sólo se uniría a la lucha contra el Tercer Reich al inicio de la Guerra Civil española (aportando armas). A partir de entonces, México sería el país latinoamericano donde más se rechazó a Hitler, aunque para 1940 había cerca de 2000 miembros nacionalsocialistas en el país.
Años antes, en 1931, se fundaba en Alemania el Auslandsabteilung (Departamento para el Extranjero), una dependencia del Partido Obrero Alemán Nacionalsocialista (NSDAP) para reunir miembros que vivían fuera del país. Hasta entonces eran unos cuantos expatriados nazis: “486 en todo el mundo, 7 de ellos en México”, dice Jürgen Müller, catedrático de la Universidad de Colonia. No obstante, con el éxito del nazismo en Alemania, se encendió el espíritu patriótico de muchos alemanes alejados. En 1934 laAuslandsabteilung pasó a ser la Organización para el Extranjero (Auslansdorganisation, AO).

Una vez que contactaron a sus miembros en México, quienes no tenía relación entre sí, se organizaron en el D.F. para fundar el 10 de noviembre de 1931 un Ortsgruppe (Grupo Local). “Para septiembre del siguiente año -dice Müller- el Ortsgruppe mexicano contaba con 52 miembros, y en enero de 1933 ya eran 68”. Ya en el poder el partido Nazi dejó de aceptar nuevos miembros en Alemania, pero no en sus dependencias extranjeras: en 1937 el 5 % de los 6875 ciudadanos alemanes en México eran miembros del partido Nazi. El grupo no tardó en hacerse “regional” (Landesgruppe), con “20 miembros en Mazatlán, 16 en Veracruz, 16 en Monterrey y 5 en Puebla”, apunta Müller, aunque comparado con los grupos en Chile, Argentina y Brasil se trataba de un grupo pequeño.

El Landesgrupp en México tuvo su mejor líder con Arthur Dietrich: “Los fundadores de los partidos nazis en el extranjero –comenta Müller- eran por lo general hombres nacidos hacia fines del siglo XIX o pocos años después. Experimentaron su socialización política en los últimos años de la época del Kaiser y (algunos) participaron en la Primera Guerra Mundial (…). Emigraron en los años veinte por motivos económicos, o porque no consiguieron integrarse a la vida civil de Alemania. El país de destino dependía más de la casualidad que de proyectos concretos”. Dietrich llegó a México en 1924 con un diploma en agricultura, pero al parecer la administración de haciendas no se le dio, así que pronto lo vemos como vendedor de productos dentales hasta su expulsión del país en 1940, inculpado de espionaje. Además de líder de el Landesgrupp, Dietrich fungió como consejero de prensa de la representación alemana, lo que significaba estar a las órdenes de Goebbels y su Ministerio de Propaganda.

Las intenciones de la AO eran unificar alemanes en el extranjero, preferiblemente gente con dinero, que perteneciera a la clase alta, o que tuvieran influencia sobre los demás. Sin estos elementos había poco interés de la AO en su avanzada foránea. En 1933 sus intenciones se vieron frustradas en México, pues, como apunta Müller, “surgió un conflicto de generaciones, de clases y de poder. Los representantes establecidos de la comunidad alemana, empresarios exitosos de clase alta, más o menos dos décadas mayores que los nazis, criticaban la juventud de los militantes, su bajo estatus social y los pocos años de residencia en el país”. Fue cuando trataron de hacer una “unificación forzada” (Gleichschaltung), que al inició tuvo algunos fracasos, pero que en 1935 culminó con la fundación de la Comunidad del Pueblo Alemán en México (Deutsche Volksgemeinschaft, DVM).

Esta agrupación nazi llegaría a tener para 1940 hasta 1259 miembros, que junto con otras asociaciones fascistas, como la Juventud Hitleriana o la Asociación de Profesores Alemanes Nacionalsocialistas, alcanzaron los 2000 miembros. “Aunque no todos sus miembros hayan sido nazis empedernidos –apunta Müller- (…), eso indica que una parte considerable de la comunidad alemana en México fue expuesta a la propaganda y a los rituales nacionalsocialistas”. Pero no sólo la comunidad alemana pasaba por la efervescencia fascista. También la comunidad italiana, si bien perteneciente a la clase media y prácticamente dedicada a la agricultura. El primer órgano de contacto que tuvieron como punta de lanza del fascismo de Mussolini en México fue la Sociedad Dante Alighieri, hasta que en 1928 Mussolini redactó personalmente el estatuto de los “Fasci all’estero”, organización de italianos en el extranjero con obediencia total al Duce y a la Ley del Fascismo.

El rechazo al nazismo por parte de la sociedad mexicana fue contundente desde el principio. Por su parte, desde 1936 los representantes de la delegación alemana informaban regularmente a la SER de las actividades de la AO: “Un simple miembro del NSDAP en México se movía en el reducido microcosmos de la comunidad alemana y su contacto con el pueblo mexicano se limitaba a lo imprescindible”, dice Müller. Con el inicio de la Segunda Guerra Mundial la tensión entre alemanes inmigrantes y mexicanos se hizo evidente; las autoridades anunciaban públicamente la “ingenuidad” de los nazis en México, más cuando se perdió el mercado europeo en la Segunda Guerra Mundial, lo que obligó a México a mantener una férrea alianza con E.U. Con Ávila Camacho en el poder el partido nazi mexicano se disolvió en abril de 1941.